Nuestra App ya disponible

Conoce la Electroquimioterapia

blog electroquimioterapia.png
Hoy queremos explicar más en profundidad en qué consiste la electroquimioterapia (EQT), sus ventajas y efectos adversos, así como sus contradicciones.

La electroquimioterapia (EQT) es una de las últimas opciones terapéuticas disponibles para lograr el control local de tumores en medicina veterinaria. Este procedimiento se basa en la aplicación de campos eléctricos, los cuales van a generar poros en la membrana celular que permiten el paso de un agente citostático previamente administrado vía endovenosa o intratumoral, con el objetivo de lograr un efecto terapéutico. 

¿En qué consiste?

En primer lugar, se administra un fármaco citostático que suele ser bleomicina intravenosa o intratumoral, a una dosis de 15.000 UI/m2. Al cabo de 5-8 minutos (dependiendo de especie y tamaño) se administran trenes de 8 pulsos a 1000 Volts/cm, que generan este campo eléctrico, aplicando tantos trenes como sea necesario para cubrir toda la superficie del tumor y margen de seguridad.

Se producirá entonces la permeabilización de la membrana celular y formación de canales que van a permitir el ingreso de este fármaco en el interior. Este proceso puede ser reversible o irreversible, buscando siempre que la electroporación sea reversible, así el fármaco ejercerá su función una vez el poro celular se selle, sin alterar la viabilidad celular. En cambio, si el proceso es irreversible debido al sobretratamiento de la zona o a la administración de pulsos eléctricos altos, se producirá la muerte del tejido y aparición de necrosis.

Ventajas y efectos adversos

Esta técnica presenta varias ventajas, unas referentes al tumor en sí, ya que se puede emplear en cualquier naturaleza histológica y grado de malignidad, aunque no todas las neoplasias son igual de sensibles y van a tener una buena respuesta. Otras referentes a la seguridad del tratamiento, ya que el peso molecular de la Bleomicina no permite su entrada en células que no sean electroporadas. Además, es una técnica bien tolerada por los pacientes, con inflamación local de la zona como único efecto secundario.

También es importante remarcar que la EQT está indicada tanto como terapia única, como neoadyuvante para reducir el tamaño antes de una cirugía, intraoperatoria y adyuvante después de la cirugía.

Contraindicaciones

Esta terapia no está indicada en pacientes con alta carga tumoral en estadios muy avanzados o con afectación de hueso.

 

En conclusión, la EQT puede ser una técnica terapéutica útil para el tratamiento de tumores locales debido que se puede administrar en cualquier tipo de tumor y grado de malignidad, y a sus mínimos efectos adversos.

En las imágenes os mostramos el antes y después del tratamiento con EQT de un carcinoma de escamosas nasal en una gata.


Recibe las últimas noticias en tu mail

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras promociones, ofertas de nuestra tienda online y entradas del blog? Déjanos tus datos y suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres darte de baja?